Arroz caldoso con cangrejos de río

arroz caldoso con cangrejos de rio

Estamos en temporada de cangrejos, así que aprovechamos para degustar este crustáceo como entrante, en salsa o como os proponemos hoy con este arroz caldoso. Muy rico!!

El cangrejo de río es común en muchos ríos de todo el mundo cuyas aguas no sean demasiado frías. Su aspecto exterior es como un mini bogavante, con un cabezón enorme y unas pinzas que varian de tamaño entre machos y hembras, al menos en los cangrejos. La verdad es que luego parece mucho pero tiene poca carne, en la cola y un poco en las pinzas, así que no os pongáis menos de 5 ó 6 por ración, que no es tanto en absoluto.

Lo ideal es tener un caldo de pescado o de marisco y utilizarlo en lugar de agua. Estos caldos se pueden tener de otras ocasiones congelados en botes, no ocupan demasiado en nuestro congelador y vienen muy bien para estas ocasiones.

Vamos con estos cangrejos con arroz. Continuar leyendo


Patatas con bacalao

patatas con bacalao

Uno de los guisos más sencillos y agradecidos que puedes encontrar es este plato de patatas con bacalao en tiras. Qué sabor da el bacalao a los platos!!

En este caso he utilizado unas migas de bacalao, bueno en realidad eran unos trozos más grandes, de recortes de una buena pieza de donde sacar unos generosos trozos. Y es que esos trozos más pequeños y que quizá descartamos para otro tipo de recetas como un bacalao al pil-pil, con tomate o la vizcaína son estupendos para recetas como este guiso, o bien un revuelto de bacalao, delicioso, o incluso en ensaladas, que alguna ya hemos publicado.

Pero hoy vamos con el guiso de patatas y bacalao, un clásico de la cocina que ya hacían nuestras abuelas. Continuar leyendo


Dorayakis rellenos de Nocilla

Dorayakis rellenos de nocilla

Vaya merienda más deliciosa la que nos propone mi amigo David, no pasa de hoy que pruebe estos ricos dorayakis rellenos de chocolate.

El dorayaki es una receta japonesa que consiste en una especie de bizcocho doble relleno. Aunque creo que en la receta original japonesa se rellena de una pasta de judías rojas, prefiero estos de cacao, sin dudarlo. Hay combinaciones a las que no estamos acostumbrados.

Los dorayakis muchos los conocimos a través de la serie manga de dibujos animados Doraemon, un gato cuyo alimento favorito eran los dorayakis.

Vamos con la receta.

Continuar leyendo


Ensalada cuatro quesos con nueces y anchoas

ensalada cuatro quesos con nueces y anchoas

Una ensalada con intención, con personalidad, sin chorradas. Con una mezcla de lechugas, cuatro quesos, nueces, anchoas y una vinagreta de miel. Cómo te quedas?

Pues te diré que te quedas estupendamente, porque hay una gran variedad de sabores y combinaciones en cada bocado. Y para qué nos vamos a engañar, es una ensalada sí, pero una ensalada contundente.

Se pueden (y se deben) hacer las variaciones que más nos gusten con cada receta, más afín a nuestros gustos, yo os cuento cómo hice este plato, quemando un poco el queso de cabra, vuelta y vuelta en la sartén a fuego alto, o con un soplete de cocina, y con una vinagreta a base de aceite de oliva virgen extra (en las ensaladas sí, no lo dudéis), vinagre de módena y una cucharada de miel.

Sin duda repetiré con esta ensalada. Continuar leyendo


Azúcar invertido

azucar invertido

Vaya movidón esto del azúcar invertido. Nunca pensé en hacer esta receta, pero es que tiene unos usos muy interesantes, si haces helados o bollos terminará siendo imprescindible y como tenía pensado publicar alguna receta de helados vamos primero con el azúcar invertido.

Sin entrar en demasiados detalles técnicos, con el azúcar invertido conseguimos la hidrólisis del azúcar, es decir separar la sacarosa (azúcar común) en sus dos monosacáridos, glucosa y fructosa. Esto se consigue añadiendo un ácido y subiendo la temperatura, luego se neutraliza con una base (bicarbonato). El nombre tan curioso debe venir por el comportamiento de sus componentes ante la luz polarizada (toma ya), pero esto es un charco en el que no me voy a meter, que son cuestiones químicas de las que no entiendo, aunque en internet está la explicación detallada.

¿Y para qué demonios queremos hacer esto al azúcar? ¿Qué nos ha hecho? Pues resulta que el azúcar cuando deja de ser sacarosa y lo convertimos en una especie de jarabe de glucosa y fructosa, es decir el azúcar invertido, es mucho más dulce que en su origen, un 30% más dulce, por lo que podemos usar menos y obtener el mismo resultado, acelera la fermentación de las masas y proporciona más humedad a los panes o bollos, con lo que nos aguantan tiernos más tiempo, y dificulta la cristalización, lo que es genial para hacer helados más cremosos. Fíjate tú! En helados y bollos es genial.

Hay más o menos un consenso entre los porcentajes de azúcar invertido que hay que usar, que no sustituye totalmente al azúcar común, lo sustituye en parte. Por norma general, para panadería se sustituye el 50% del azúcar por azúcar invertido, en helados el 25% y en bollería de un 10 a un 20%.

Los ingredientes son muy sencillos, agua, azúcar y el ácido y la base, que resulta que son unos sobrecitos de gaseosa que venden en muchos supermercados. Si tienes un termómetro de cocina te puede ayudar para controlar la temperatura según lo hacemos, pero no es necesario. Vamos a verlo paso a paso. Continuar leyendo


Palmeritas de chocolate

 

palmeritas de chocolate
Las palmeritas de hojaldre con chocolate más polivalentes que te puedas encontrar. Y cumpliendo el espítitu de este blog, recetas sencillísimas que todo el mundo puede hacer.

Te sirven para desayunar, para la sobremesa después de comer con un cafetito, a media mañana, de merienda,… es que en cualquier momento están ricas!! En este caso tienen una cobertura de chocolate, puedes usar el que más te guste, negro, con leche, blanco (aquí hay una mezcla), pero están muy ricas sin nada porque tienen azúcar por el medio y se carameliza en el horno, con un poquito de miel son una delicia. Bufff, que ganas de comerme una.

Si aún  no te he convencido para que las hagas porque te da pereza o crees que no se te da bien cocinar te aseguro que no hace falta saber mucho. He utilizado una plancha de hojaldre fresco (fresco, no congelado, está más rico), así que la dificultad que tiene hacer el hojaldre en este caso no existe.

Vamos, que no te puedes negar, ya verás qué sencillo es. Continuar leyendo


Empanadillas al horno con bacon y queso curado de Zamora

Empanadillas al horno de bacon y queso

Una maravilla de bocado, cuando se te acaban piensas ¿por qué no habré hecho más? Y es que cualquier cosa rica con un buen queso curado de oveja está aún mejor.

Se nota que me gusta el queso, verdad? En este caso he utilizado un queso curado de oveja de Zamora, provincia de Castilla y León con una de las tradiciones queseras más importantes de España, y casi siempre presente en los certámenes más importantes del mundo sobre queso. En concreto, el queso que he utilizado ganó en 2012 el prestigioso World Championship Cheese Contest.

Pero a lo que vamos, la idea de estas empanadillas es que al morderlas encuentres el sabor del bacon y el del queso, y si te gustan ambos sabores encontrarás uno de esos momentos de felicidad que proporciona degustar algunas recetas, a veces las más sencillas.

También te recomiendo que si no te gusta demasiado el sabor del queso curado optes por un queso tierno, hay infinidad de variedades y sabores.

Continuar leyendo


Lentejas con alcachofas y jamón

Lentejas con alcachofas con jamón

Me he llevado una grata sorpresa con esta receta, una combinación de lentejas con verduras, en este caso corazones de alcachofas, que combina perfectamente.

Aunque es una receta que existe desde la época romana, la he conocido hace muy poco, con algunas diferencias entre unas recetas y otras, que como es lógico, va en los gustos de cada cual.

Tal y como os lo presento, esta receta es muy muy sencilla, pues he utilizado corazones de alcachofa en conserva, ya que estamos fuera de época y no encontraba en el mercado esta verdura. Además, nos ahorramos la limpieza y cocinado de la alcachofa, que para un día de poco tiempo no viene nada mal.

Un plato sano y sabroso que pienso repetir en más de una ocasión. Continuar leyendo


Galletas de mantequilla con lacasitos

Galletas de mantequila con lacasitos

¡Qué ganas tenía de poner una receta de galletas de mantequilla! Porque las cosas como son, están riquísimas.

Las hago bastante a menudo, cambiando alguna cosilla de la decoración, como en este caso con lacasitos. Como podéis ver no es una galleta grande, se comen de un bocado, y quedan muy graciosas con los diferentes colores de los lacasitos, pero podéis poner pepitas de chocolate, o nada, las galletas de mantequilla no necesitan nada para ser una delicia. Continuar leyendo


Espaguetis a la boloñesa con queso curado

espaguetis bolognesa con queso curado

Lo reconozco, disfruto tanto con esta receta que pienso que es imposible que a alguien no le guste. Porque no hay nadie, verdad?

Además es el complemento perfecto y casi lógico a una receta que publicamos hace unos meses, la salsa boloñesa. Vamos a rescatar esa receta, que hicimos conservando la salsa en botes al baño maría y que ya es hora de aprovecharlos. Os recomiendo que un día que os veáis con ganas, cocinar una buena cantidad de salsa boloñesa y conservarla en botes (el que usamos ahora con los espaguetis lo envasamos hace seis meses y estaba perfecto), es maravilloso usarlo otro día que por la razón que sea no te apetece cocinar o no tienes mucho tiempo. La receta de hoy es tan sencilla que básicamente se resume en cocer la pasta.

Si no tenéis la salsa en conserva te llevará un poco más de tiempo, pero tampoco creas que tanto, aquí os dejo el paso a paso de la salsa boloñesa.

Lo hemos acompañado de pasta al huevo, os recomiendo mejor pasta fresca, no tenía en esta ocasión pero hay que reconocer que está más rica. Y el toque de calidad, un generoso trozo de queso curado de oveja que hemos rallado para acompañar. Continuar leyendo


Ensalada de hoja de roble con salmón y bacalao ahumado y aceite aromático de zanahoria

Ensalada de lechuga de hoja de roble con salmón y bacalao ahumado y aceite aromático de zanahoria

Siempre me ha parecido la primavera la estación por excelencia para las ensaladas, y esta es de categoría, pedazo nombre tiene, es una ensalada noble.

Tenía pensado una vez que fuera pasando el invierno incluir alguna ensalada un poco especial, que yo llamo un poco especial casi a cualquiera que no sea la clásica de lechuga, tomate, aceitunas (aunque es mi favorita y de la que no me canso, con un buen chorretón de vinagre y un buen aceite de oliva), así que iniciamos temporada de ensaladas con esta joya, una ensalada con proteínas.

Lo que puede hacer a esta ensalada especial es el aceite aromático de zanahoria, que combina bastante bien con el bacalao y se lo escuché hace un porrón de años a Juan Mari Arzak en la tele. No sé en qué programa sería y aunque lo he intentado buscar no lo he encontrado, pero sí recuerdo cómo lo hizo, licuando zanahoria y en un cazo calentarlo para que se vaya evaporando y quedar un concentrado de zanahoria. Por otro lado he leído que se utiliza la espuma que sale al llevar a ebullición el licuado porque emulsiona muy bien con el aceite. Creo que ambas opciones son válidas, incluso las dos a la vez aunque en este caso he usado la primera versión que os comento, hacer un concentrado que junto con aceite de oliva virgen extra serviremos por encima.

Os animo a que probéis cosas diferentes en vuestros aliños, aceites aromáticos se pueden hacer un montón, incluir miel, etc. Ensaladas hay tantas como vuestra imaginación quiera.

Continuar leyendo


Solomillo de pavo al Strogonoff con arroz basmati

Solomillo de pavo al Strogonoff
Si me pilla el noble Stróganov con esta receta me mata sin pestañear, por hereje, pero señor conde, o como deba llamarle, déjeme explicarle.

Ya lo sé que esta receta no se hace con pavo, dudo mucho que en la Rusia de finales del XVIII y principios del XIX lo comieran en su palacete de San Petersburgo, pero hoy en día esta es una carne que venden en los supermercados, y la gente la compra porque es muy baja en grasas y esas cosas, los tiempos cambian. Aunque señor Stróganov, usted y yo sabemos que donde esté un buen solomillo de ternera gallega que se quite el pavo, a que sí. También he de decirle que la receta lleva su nombre (bueno, ha ido cambiando alguna letra) pero que en realidad se le ocurrió a su cocinero, del cual no tengo ni idea de quién era, espero que al menos se lo agradeciese como se merece, porque hizo un recetón como la copa de un pino.

He de reconocer que con una buena pieza de ternera está de escándalo y es así el original Strogonoff, pero no es menos cierto que a esta carne de pavo, que es muy tierna y se hace en un santiamén, le da un plus genial. Os recomiendo que hagáis esta carne al Strogonoff, con solomillo os va a quedar bien seguro, de dónde sea el solomillo ya lo dejo a vuestra elección. Se suele acompañar con pasta o arroz, en este caso lo he acompañado con arroz basmati, un arroz aromático que le va genial.
Continuar leyendo


Galletas de canela

Galletas de canela

Hoy os quiero presentar estas deliciosas y crujientes galletas, las galletas de canela, a medio camino entre las galletas de mantequilla y las Napolitanas.

He de decir que la intención que buscaba precisamente es la de hacer las Napolitanas, pero aunque tienen un toque bastante similar, no son del todo como aquéllas, sin embargo con un café o un té en la sobremesa casi prefiero estas, que para qué nos vamos a engañar, si son diferentes es porque estas son caseras.

Además me parece que encajan perfectamente en un día como el de mañana. Sí, el Día de San Valentín, el de los enamorados. Hoy me he levantado algo gamberro y os voy a explicar dos razones de por qué elijo esta receta para San Valentín. Una, porque lleva canela, y ya sabéis lo famoso que es su uso como afrodisiaco. Dos, porque lleva amoniaco, y ya sabéis eso de que hay amores que matan.

Ahora bien, ni vas a matar a nadie ni vas a conseguir una cita guay si no te curras algo más que las galletas, siento romperte el mito. En primer lugar, la canela es conocida por otras propiedades más allá de la afamada afrodisiaca, entre ellas que reduce los niveles de azúcar en sangre y estimula la producción de insulina, pero además también parece intervenir en regular los niveles de colesterol LDL (el chungo), mejorar la digestión y poseer una gran capacidad antioxidante (tomada como infusión, no como galletas). En cuanto al amoniaco, recuerdo leer alguna receta, sobre todo de hace mucho tiempo donde se indicaba este ingrediente, y claro yo pensaba “están locos, o qué??”. Luego descubrí que el falso amoniaco (por eso lo pongo en cursiva) es en realidad bicarbonato de amonio, también conocido como hartshorn, un gasificante que aunque huele a diablos (huele realmente a amoniaco) consigue que tus galletes queden muy crujientes. Existe desde mucho antes que los impulsores actuales (levadura química) y con el calor libera gases de amonio (responsable del mal olor, que desaparece por completo en el horno) y dióxido de carbono en masas poco húmedas como las de las galletas, de ahí ese crujiente que lo diferencia de otros impulsores. Es por lo tanto un gasificante para usarlo en galletas pero no en bizcochos o magdalenas.

Así pues, disfruta del Día de San Valentín con estas galletitas de canela, que tengan o no tengan efecto afrodisiaco, tú piensa que sí lo tienen. Ah, y pasa de comentarle a tu pareja lo de la liberación de los gases de amonio y cómo actúan los impulsores y gasificantes, que aunque es verdad que quedan muy crujientes las galletas, romántico lo que se dice romántico no es.

Besitos ;) Continuar leyendo


Pastelillos de hojaldre rellenos de crema y nata

pastelillos de hojaldre rellenos de nata montada y crema pastelera

Atención!! Redobles de tambor para estos pastelillos de hojaldre. Deliciosos, triunfada total. Dificultad casi nula. En serio, a qué estás esperando? Vamos a hacer estos pastelillos!!

No es que haya empezado muy emocionado, es que lo que digo es cierto y me gustaría que lo comprobaras. Seguro, segurísimo que has hecho recetas mucho más difíciles y con menos éxito que esta. Además, en forma de pastelillos pequeños, se comen en un santiamén.

Esto tiene trampa? Bueno pues puede que sí, según como lo veas. El hojaldre que he utilizado para estos pastelillos es hojaldre fresco pero comprado, no he hecho yo el hojaldre, esa es la trampa y por eso son tan sencillos. No tengo mucha experiencia con el hojaldre hecho en casa como para atreverme a publicar cómo se hace, por otra parte existen hojaldres ya elaborados que nos dan unos resultados más que satisfactorios, y aquí está la clave para que estos pastelillos te salgan de rechupete. Olvida los hojaldres congelados, directamente ha de ser hojaldre fresco. He probado varios y estoy más que satisfecho con el que venden en Lidl, pero tú prueba y si te gusta otro y me lo quieres contar te lo agradezco.

El otro punto importante es el relleno, en este caso los pastelillos están rellenos de nata montada y crema pastelera. Luego hablamos de montar la nata, pero si tienes en casa una batidora de varillas no tendrás problema. En cuanto a la crema pastelera hace poco publiqué la receta y es algo que tampoco tiene ningún misterio.

Así pues vamos a ver con fotos paso a paso cómo hacer estos ricos pastelillos de hojaldre rellenos de crema y nata. Continuar leyendo


Arroz con pulpo

arroz con pulpo
Un arroz jugosito y con el inconfundible sabor que le da el pulpo, qué mejor manera de empezar la semana.

Vamos a utilizar pulpo cocido, aunque lo ideal es que lo hagamos nosotros, ya que así utilizaremos el agua de la cocción. En otro post ya hablaremos de cómo cocer el pulpo, aunque pueden bastar un par de detalles que me parecen importantes y que aprendí de una pulpeira (gallega, por supuesto) en un curso sobre pulpo. La mujer, que llevaba toda su vida cociendo pulpos me cambió dos conceptos que yo tenía más o menos instaurados. Uno, venía a decir que es irrelevante las tres asustadas que se le da al pulpo cuando se le va a cocer, o sea eso de meterlo y sacarlo en el agua hirviendo tres veces, decía que ella no notaba ninguna diferencia si se hacía así o directamente a la cazuela de una única vez. Dos, no hay que tenerlo cociendo hasta que esté blando, sino más bien retirar del fuego la cazuela cuando el pulpo aún esté un poco terso, y eso sí mantenerlo en ese agua caliente al menos 20 minutos más, que es en ese periodo de reposo cuando va a terminar de ablandarse. En un pulpo de entre 1 y 1,5 kilos venía a ser unos 20-25 minutos cociendo y otro tanto de reposo en ese agua pero sin fuego. La verdad, así lo hago siempre y no tengo ninguna queja, perfecto. La próxima vez que vaya a cocer pulpo procuraré hacer fotos y explico más detenidamente esto mismo, aunque en lo dicho aquí está lo importante.

Ah, el pulpo hay que congelarlo para que rompa sus fibras (o pegarlo una paliza, pero es más sencillo congelarlo) pero tened cuidado que muchas veces el pulpo que nos venden ya está descongelado, preguntad antes o mirad el propio etiquetado del producto.

En esta receta ya tenía el pulpo cocido de otro día, que dimos buena cuenta de él con aceite de oliva virgen extra, pimentón y unas escamas de sal maldon, pura delicia. Como era mucho nos sobraron 3 patas, que bien envueltas en papel film se pueden congelar (aunque el pulpo haya estado congelado, una vez cocido se puede congelar de nuevo sin romper la cadena de frío), al igual que el agua de cocción, congelada en tarros, y que está perfecto para usar en otras recetas como esta de arroz, en guisos o incluso en una paella, dando un sabor exquisito al plato.

Vamos con el arrocito. Continuar leyendo