Postres

Tarta de fresa y nata

Ya vemos fresas en las fruterías, así que no he podido resistirme a disfrutarlas, y esta tarta es una manera. Riquísima oye.

INGREDIENTES

  • 4 huevos
  • 150 grs de mantequilla
  • 150 grs de azúcar
  • 200 grs de harina
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1/2 litro de nata montada
  • azúcar glass (para endulzar la nata)
  • 200 grs de fresas
  • 2 láminas de gelatina neutra
  • agua

PREPARACIÓN

  1. Troceamos la mantequilla y la derretimos en un bol al baño maría.

  2. Dejamos templar y mezclamos con el azúcar, batimos bien con las varillas y vamos añadiendo las yemas, una a una. Mezclamos hasta que el conjunto aclare un poco, lo que nos llevará unos minutos. Las claras las reservamos.
  3. A continuación añadimos la harina junto con la levadura, pasándola por un colador (tamizándola), o si tenemos, por un tamiz.
  4. Montamos las claras a punto de nieve y añadimos con movimientos envolventes a la mezcla.
  5. Vertemos la masa en un molde para horno. Mientras habremos precalentado el horno a 180º.
  6. Horneamos durante 20 minutos (170-180º) y dejamos que se enfríe.
  7. Mientras se nos hace el bizcocho de la tarta, introducimos las dos hojas de gelatina en agua para que se hidraten.
  8. Limpiamos las fresas y fileteamos las de mejor presencia, que nos servirán para adornar la tarta. El resto las trituramos con un chorrito de agua y unas gotas de limón (colamos el zumo si no queremos encontrarnos con las pequeñas pepitas).
  9. Reservamos la mitad del zumo, y calentamos levemente la otra mitad, donde disolveremos las hojas de gelatina. Apartamos del fuego para que se vaya enfriando.
  10. Partimos el bizcocho, una vez frío, por la mitad (en este caso lo he recortado en forma cuadrada porque iba a utilizarlo con un plato de esa forma).
  11. Con la mitad del zumo de fresa que habíamos reservado empapamos la base del bizcocho.
  12. Cubrimos con una generosa capa de nata montada (dejamos aprox. una cuarta parte para adornar).
  13. Colocamos encima la otra mitad del bizcocho y adornamos con las fresas fileteadas y en los laterales con nata montada (si no tenemos manga pastelera para hacer los adornos podemos utilizar una bolsa bien limpia, a la que cortaremos una esquina y usaremos como si fuese la manga). Por último vertemos por encima con cuidado el zumo con la gelatina para que se termine de cuajar.

Para montar la nata, debemos seguir unos consejos: la nata y el recipiente deben estar bien fríos (en el frigorífico), la nata ha de ser de al menos 35% materia grasa, las natas con menos porcentaje se usan para cocinar pero no suben. Si utilizamos varillas, tanto manuales como eléctricas, añadimos azúcar (yo añado azúcar glass, pero no es necesario), hacia la mitad del proceso, cuando se ha formado una especie de crema. Hay que tener cuidado de no pasarnos batiendo porque se nos puede cortar (se forma mantequilla y suero). La nata suele doblar su volumen, y para el 1/2 litro se ha utilizado unos 200 grs de azúcar.

¿Quieres comentar esta receta?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s