Postres

Tarta de mandarina fácil (sin horno)

tarta de mandarina sin horno

Estas tartas de tamaño ración son perfectas para cualquier momento, pero especialmente para esos días que no te apetece enredarte mucho y menos poner el horno, porque hace calor o por lo que sea, que a mi me pasa. En este caso he usado gajos de mandarinas en almíbar, pero puedes utilizar la decoración que más te apetezca.

Es una tarta fácil facilona, sin nada de curre, en plan vaguete, pero queda muy resultona a la vista y fresquita está riquísima, así que terminas pensando… ¿para qué complicarse?

Hay versiones más complejas y también deliciosas, pero hoy vamos con la fácil, que estamos en verano y hay que disfrutar de todo un poco.

tarta de mandarina sin horno

INGREDIENTES
(para 4 tartas de ración, modifica los ingredientes si estos se quedan cortos)

  • 60 grs de galletas (he usado del tipo Yayitas, pero las que quieras)
  • 20 grs de mantequilla
  • 400 ml de leche
  • 200 ml de nata para montar
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 sobre de cuajada
  • ralladura de naranja
  • zumo de naranja
  • mandarinas en almíbar
  • 1 lámina de gelatina neutra

PREPARACIÓN

  1. He usado 4 moldes individuales de 200 ml de capacidad, aunque quitando la base y la capa superior tienen aproximadamente 150-160 ml de relleno cada molde.
    tarta de mandarina sin horno
  2. Para la base usamos galletas trituradas y mantequilla derretida. En este caso he utilizado galletas Yayitas, que son bastante dulces con un toque a miel, pero otras combinaciones también le van perfecto (galleta digestive con un poco de ralladura de naranja y cacao en polvo es sublime). Mezclamos bien ambos ingredientes.
    tarta de mandarina sin horno
  3. Con una cucharilla o la yema de los dedos presionamos la mezcla de galleta y mantequilla en el fondo de los moldes.
    tarta de mandarina sin horno
  4. Vamos con el relleno: en un cazo calentamos la nata, la cucharada de azúcar y 200 ml de leche. En los otros 200 ml de leche disolvemos el sobre de cuajada.
    tarta de mandarina sin horno
  5. Vertemos la cuajada disuelta en el cazo y añadimos la ralladura de naranja (una cucharada aproximadamente, que si no te gusta encontrarlo después, añade la cáscara sin rallar y al final lo retiras). Cuando llegue al punto de ebullición bajamos un poco el fuego y mantenemos 5 minutos, removiendo constantemente.
    tarta de mandarina sin horno
  6. Dejamos templar unos minutos y vertemos en los moldes, dejando un espacio para poner la capa superior con las mandarinas. Cuando esté a temperatura ambiente ponemos los gajos de mandarina y guardamos en la nevera para que enfríe mientras hacemos la gelatina de decoración.
    tarta de mandarina sin hornotarta de mandarina sin horno
  7. Para la decoración he usado zumo de naranja, por aprovechar la misma naranja de la ralladura, aunque lo suyo sería que fuese zumo de mandarina. Lo calentamos junto con un poco del almíbar de la mandarina, sin necesidad de que hierva ni mucho menos, y disolvemos la hoja de gelatina que previamente habremos hidratado en agua.
    tarta de mandarina sin horno
  8. Vertemos con cuidado sobre los moldes, para que no se mezcle con el relleno. Dejamos enfriar nuevamente y listos para servir.
    tarta de mandarina sin horno

Esta es la versión de un molde de 17 cm, para el que he usado el doble de las cantidades indicadas (la base es con galleta digestive, naranja y cacao)

tarta de mandarina sin hornotarta de mandarina sin horno

2 comentarios sobre “Tarta de mandarina fácil (sin horno)

Responder a Roberto Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s